Francisco Pomares entregó el premio a Jesús Liso