El enorme beneficio de recordar tu propia vida

El enorme beneficio de recordar tu propia vida

Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud apuesta en su centro de día por todas las estrategias que permitan que las Personas Mayores tengan una mejor calidad de vida. Una de ellas es la que se conoce como Historia de Vida, es decir, un exhaustivo repaso a la trayectoria vital de una persona.

A lo largo de la vida de una Persona Mayor han pasado miles de cosas, algunas trascendentales en su destino y otras meramente rutinarias. Pero la suma de todo conforma la experiencia de ese ciudadano. La Historia de vida es la herramienta principal para realizar terapias de reminiscencia, que no es solo un estimulante para recordar especialmente los buenos momentos y estimular la memoria, sino que es también una de las terapias más habituales para promover las  conexiones neuronales.

El profesional de referencia (personal auxiliar, terapeuta, etcétera) va realizando, a lo largo de un determinado periodo de tiempo, todo tipo de preguntas a la persona mayor, que rememora en primera persona sus vivencias. Son, por tanto, recuerdos totalmente subjetivos, pero son los que tiene esa persona y con los que les ayudamos tanto si están con buena salud para favorecer el envejecimiento activo como si empiezan a presentar los primeros síntomas de algún tipo de deterioro cognitivo. En este sentido, el objetivo principal de la Historia de Vida orientada a Personas Mayores gira alrededor de potenciar su memoria, evocarla para estructurarla y así reforzar la identidad y el sentimiento de integridad personal, especialmente en casos de demencia.

Dónde nació, cómo se llamaban sus padres, qué hacía cuando era pequeño, qué estudiaba, qué amigos tenía en la infancia, cuál era su juguete favorito, cuál fue su primer trabajo, quiénes eran los compañeros a los que más quería, cómo fue su primer beso, quién fue su primer novio/a, cuándo fue su boda, cuántos hijos tienen, a dónde han ido de vacaciones, cuáles son sus aficiones, cuál es su película favorita, qué hace en su día a día en la casa, en el centro de día o en una residencia, cuándo es su cumpleaños… La Historia de Vida es eso, recordar cada momento, cada paso que se ha dado, con qué persona se ha hecho e hilar un documento que sirva de guía para la Persona Mayor y para sus familias, que puede acompañarse además de fotografías, objetos que tengan un significado especial, vídeos, etcétera.

El modelo de Atención Centrada en la Persona es la base sobre la que se rigen las líneas de intervención terapéutica y asistencial en la Fundación Juan Cruzado Vértice Salud. El enfoque de nuestro trabajo es considerar que cada persona es única y así merece ser tratada. Por ello extendemos esta filosofía a las familias que nos acompañan y al personal de nuestro centro, creando un plan de atención y vida en concordancia con su presente, sin olvidar su pasado y apoyándolos en el futuro.

Información elaborada por Angel Recio.

No hay comentarios

Deja tu comentario